VARICULAS (ESCLEROSIS)

En Dermaclinic llevamos 10 años tratando exitosamente las venitas de las piernas.

La Academia Americana de Dermatología define la escleroterapia como la inyección de una solución acuosa en el interior de venas anormalmente dilatadas o cosméticamente inaceptables. El material inyectado está formado por sustancias que irritan y dañan el endotelio vascular de la vena tratada causando trombosis, fibrosis, estenosis y finalmente la reabsorción del vaso por los tejidos adyacentes. Las venas objeto de escleroterapia son las venas varicosas y las varículas o microvarices.

Con el término de venas varicosas conocemos aquellas de morfología tortuosa que frecuentemente se asocian con anomalías de la función valvular. Las varículas o microvarices son pequeños vasos sanguíneos permanentemente dilatados.

Las venas varicosas y las varículas o microvarices suelen presentarse asociadas y las complicaciones que ocasionan constituyen las enfermedades vasculares más frecuentes de las extremidades inferiores.

Se ha estimado que un 41% de las mujeres en la quinta década de vida tienen venas varicosas, llegando a un 72% en la séptima década de la vida.

Técnica de la escleroterapia

La técnica de la escleroterapia ha de ser minuciosa y bien planeada para que alcance el mayor porcentaje de éxitos.

Como norma general sugerimos hacer la esclerosis durante los meses de invierno y evitar la época de más calor. En el verano es más fácil que los capilares estén dilatados por el calor y consiguientemente se rompen con más facilidad.

Por otro lado es necesario hacer ver al paciente la necesidad de tener paciencia, ya que los resultados se ven a largo plazo. Además es necesario enfatizar la importancia de la comprensión al menos durante 5 días después de la sesión de escleroterapia.

Metodología

El paciente debe estar acostado con las piernas estiradas. El procedimiento nunca se lleva a cabo de pie. Una razón para ello es que así se disminuye el número de reacciones vagales.

El tratamiento debe iniciarse próximalmente y proseguir en sentido distal, tratando en primer lugar las venas de mayor calibre. Conviene tratar completamente un vaso antes de continuar con otro. Es conveniente que la vena esté vacía antes de puncionarla. Esto puede conseguirse elevando ligeramente el pie (5º-30º) y realizando un masaje manual de la extremidad para vaciar los vasos sanguíneos que van a ser esclerosados. La mayor ventaja de la técnica de esclerosis en “vena vacía” consiste en que mínimas concentraciones de esclerosante causen el máximo daño parietal ya que no hay hemodilución. Además también se requiere un menor volumen del esclerosante para tratar un determinado tramo vascular y consecuentemente con un mismo volumen se podría tratar un mayor número o longitud de vasos.

La inyección de la sustancia debe blanquear la zona tratada y rápidamente debe ser cubierta con un rollo dental de algodón que se sujeta con una lámina autoadhesiva de tejido sin tejer procurando que ejerza una correcta compresión sobre el vaso tratado. La presión ejercida no debe ser excesiva para evitar la formación de ampollas periféricas a la zona comprimida.

Finalmente se rodea toda la pierna con la venda elástica y se mantiene durante al menos 5 días, aconsejándole al paciente que deambule inmediatamente después del tratamiento. Concluido este período de tiempo se revisan  os resultados y se prescribe en caso de existencia de hematomas, una pomada o gel de heparina.

Pauta de tratamiento

- Consulta de revisión dermatológica general, valorando alteraciones circulatorias periféricas.
-  Sesiones cada 30 días.
-  Contraindicaciones:
            -Nefropatías y hepatopatías graves.
            -Hipertensión arterial.
            -Cardiopatías agudas.
            -Asma bronquial.
            -Diabetes.
            -Embarazo.

Listado de productos